· 

4 especias y sus beneficios respaldados por la ciencia

4 especias y sus beneficios respaldados por la ciencia
4 especias y sus beneficios respaldados por la ciencia

 

Las especias son conocidas en la mayoría de los hogares por sus aplicaciones culinarias y medicinales. Dado que añaden sabor y aroma a las comidas, solemos emplearlas en la preparación de carnes, vegetales, guisos y otra amplia variedad de recetas. Además, por tradición, también preparamos remedios con especias ante ciertas dolencias y padecimientos.

 

Pero, ¿qué tan ciertas son sus propiedades medicinales? ¿Qué nos dicen las investigaciones? Afortunadamente, en los últimos años se han realizado varios estudios para analizar los efectos de este tipo de ingredientes en nuestra salud. De este modo, muchos de los beneficios que se les atribuyen han quedado respaldados por la ciencia. 

Remedios con especias respaldados por la ciencia

 

La mayoría de los remedios con especias provienen de la literatura popular y datos anecdóticos que hablan de sus beneficios. Sin embargo, con el ánimo de determinar si en realidad brindan algún efecto, muchos investigadores han decidido estudiar sus propiedades.

 

Así, por ejemplo, una revisión publicada en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition, señala que las especias contienen compuestos químicos como fenilpropanoides, terpenos, flavonoides y antocianinas que son los que les confieren potencial terapéutico.

 

Además, también se les atribuye actividad antioxidante, analgésica, antiinflamatoria y antimicrobiana, lo cual podría explicar su capacidad para mejorar nuestra salud. Pese a esto, debemos tener en cuenta que ningún remedio de este tipo es una opción terapéutica de primera línea o un sustituto del tratamiento médico.

 

Simplemente, por sus propiedades, pueden ser un coadyuvante cuando atravesamos ciertos problemas de salud. En todo caso, como no están exentos de causar efectos secundarios, debemos emplearlos con precaución, consultando con antelación al médico.

 

  • Cúrcuma para el dolor y la inflamación

 

La cúrcuma es una de las especias con potencial terapéutico más estudiadas de los últimos años. En concreto, nos puede servir para preparar remedios contra el dolor y la inflamación. Prueba de ello es un estudio piloto publicado en Phytotherapy Research, en el cual las personas con artritis mostraron una reducción del dolor luego de tomar 500 mg de curcumina.

 

Otros estudios, como el publicado en la revista Foods, respaldan estos mismos efectos y sugieren que puede ser tan efectivo contra el dolor como el ibuprofeno en caso de osteoartritis de rodilla. En cualquier caso, aún son necesarias más investigaciones.

 

Entre tanto, podemos consumir esta especia en dosis de 2 a 5 gramos. Esto puede ser a través de comprimidos, extractos o tés. Incluso, podemos preparar la tradicional «leche de cúrcuma», que consiste en agregar media cucharadita de cúrcuma en polvo (3 g) en una taza de leche tibia.

 

  • Jengibre para el dolor y las náuseas

 

El compuesto activo del jengibre, el gingerol, ha sido estudiado por su potencial como analgésico, antioxidante y antiinflamatorio. Así, una revisión sistemática publicada en Nutrition Journal señala que sus extractos son útiles para reducir el dolor crónico subjetivo sin el riesgo de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

 

A su vez, un estudio publicado en Integrative Medicine Insights determinó que esta especia es un remedio con potencial antiemético, por lo que representa una opción económica y segura para controlar las náuseas y vómitos. No obstante, aún se sugieren estudios para determinar la dosis apropiada.

 

Por lo pronto, podemos tomarlo en cantidades moderadas, agregando una cucharadita de jengibre rallado (5 g) en una taza de agua. Si queremos, le podemos añadir un poco de miel para endulzar o zumo de limón para darle un sabor cítrico. Esta bebida podemos tomarla 2 o 3 veces al día.

 

  • Canela para reducir los niveles de azúcar en la sangre

 

¡Cuidado! Antes de probar este remedio natural es importante tener en cuenta las recomendaciones médicas. Si bien los estudios sugieren beneficios de la canela en el control de la glucosa, no debemos tomarla en cantidades excesivas y tampoco podemos usarla para sustituir los medicamentos.

 

Incluso si estamos bajo algún tratamiento médico, es mejor consultar al profesional para descartar interacciones. Dejando esto claro, veamos qué dicen las investigaciones. La canela contiene una sustancia llamada cinamaldehído, que es a la que se le atribuyen muchas de sus propiedades.

 

Un estudio publicado en Journal of Diabetes Science and Technology destaca que la canela contribuye a aumentar la sensibilidad a la insulina y el transporte de la glucosa. Además, mejora la tasa de glucosa en sujetos sanos y tiene efectos beneficiosos en pacientes con síndrome metabólico. Asimismo, una publicación la revista médica Diabetes, Obesity and Metabolism destaca que los estudios han demostrado que esta especia puede reducir la glucosa en sangre en ayunas entre un 10 y 29 % en pacientes diabéticos.

 

La dosis recomendada va de 1 a 6 gramos por día. Podemos incluirla en infusiones, batidos y otras preparaciones. Lo importante es que evitemos exceder su consumo.

 

  • Pimienta de cayena para el dolor

 

De los muchos remedios con especias que existen, los elaborados con pimienta de cayena son uno de los más aceptados. De hecho, en la actualidad se emplean sus extractos para la elaboración de productos farmacéuticos. Esto se debe al contenido de un compuesto activo llamado capsaicina, el cual le confiere efectos analgésicos y antiinflamatorios.

 

Una revisión publicada en la revista Molecules destaca que los estudios han confirmado que la capsaicina es útil para el alivio del dolor. En concreto, podría tener efectos beneficiosos modestos contra varios síndromes de dolor, como la neuralgia posherpética, la neuropatía diabética y el dolor musculoesquelético crónico.

 

Para aprovechar estas propiedades podemos adquirir un parche de capsaicina al 8 % recetado. Además, también está disponible en extractos y suplementos. En todos los casos, debemos consultar primero al médico.

 

Si queremos, también podemos hacer una preparación casera con pimienta de cayena. Consiste en mezclar una cucharada de pimienta de cayena (10 g) con una taza de aceite de coco (200 g). Luego, calentamos el preparado al baño maría, hasta que podemos integrar bien los ingredientes. Dejamos reposar y lo empleamos de forma tópica en las áreas de dolor.

 

Gracias a las investigaciones realizadas en los últimos años, hoy podemos emplear algunos remedios con especias con total confianza. Sin embargo, debemos tener claro que no sustituyen el tratamiento médico y son apenas un coadyuvante contra algunas dolencias. Para su uso seguro, debemos consultar al médico y averiguar sobre sus posibles efectos secundarios e interacciones.

 

¡Compartir es salud! :) , síguenos en Facebook dale "me gusta" a nuestras publicaciones, si estás en Pinterest consulta nuestros tableros.

PRONAPRESA 

"Porque prevenir es mejor que curar"

 

Ponte en contacto
Ponte en contacto
Tel/WhatsApp (222) 3402244
Tel/WhatsApp (222) 3402244


 

Promociones, dietas, consejos saludables y remedios caseros para una vida sana.

¡Suscríbete y vive mejor!



¡No hagas filas, compra en línea las 24 horas!

 

100% seguro y más económico

 

ENVÍO GRATIS a todo México en pedidos mayores a $899 pesos, todos los demás sólo pagan $90 pesos.



Buscamos distribuidores de productos naturistas y suplementos alimenticios
Solicitamos Distribuidores
Distribuye Aceite de CBD y gana $$$
Distribuye Aceite de CBD y gana $$$