· 

Mito o realidad: ¿La carne roja es mala para nuestra salud?

Mito o realidad: ¿La carne roja es mala para nuestra salud?
Mito o realidad: ¿La carne roja es mala para nuestra salud?

La carne roja contiene numerosas vitaminas y minerales que son esenciales para una dieta saludable y equilibrada. En los últimos años, sin embargo, su reputación ha sido severamente dañada, con estudios que sugieren que la ingesta de carne roja puede aumentar el riesgo de cáncer y otras enfermedades. Pero, ¿es realmente tan mala para nosotros?

 

La carne roja, bajo un proceso culinario adecuado (plancha, horno), debe de aparecer, al menos, una vez en la dieta semanal. Sin embargo, sí que se debe de huir del consumo de alimentos cárnicos procesados. Los fiambres, sobre todos los grasos, tienen una gran cantidad de aditivos, nitritos y otras sustancias necesarias para su conservación que pueden ser nocivas para la salud.

 

Lo cierto es que en los últimos 10 años, el consumo de carne roja ha disminuido alrededor de 4,5 kilogramos por persona, siendo 2014 el año en el que menor cantidad de carne roja se ha consumido desde 1960.

 

Según una encuesta realizada en 2016, aproximadamente 8 millones de adultos en Estados Unidos son vegetarianos o veganos. Sin embargo, parece que muchos millones más de personas en todo el mundo están optando por alimentos a base de verduras y frutas en vez de productos con base de carne porque creemos que son más saludables. La encuesta determinó que el 37% de los adultos "siempre" o "a veces" optaba por comidas vegetarianas a la hora de comer en un restaurante, citando la preocupación por la salud como razón en un 36% de las respuestas.

 

La carne roja y el cáncer.

  • Cuando se trata de la ingesta de carne roja, el cáncer es quizás la implicación más acusada. En octubre de 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe concluyendo que la carne roja era "probablemente carcinogénica para los seres humanos", lo que significa que hay alguna evidencia de que puede aumentar el riesgo de cáncer. Además, la OMS también informó que las carnes procesadas eran "carcinógenas para los seres humanos", lo que significa que existen pruebas suficientes de que la ingesta de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer.

La carne roja y las enfermedades del corazón.

  • Una dieta poco saludable, alta en grasas saturadas y colesterol, representa un factor de riesgo bien conocido para la enfermedad cardíaca. Un gran número de estudios ha sugerido que la carne roja aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y de otras condiciones cardiovasculares.
  • Un estudio de 2014 con más de 37.000 hombres, concluyó que los hombres que consumían más de 75 gramos de carne roja procesada por día tenían un riesgo 1,28 veces mayor de insuficiencia cardíaca que los que consumían menos de 25 gramos diarios. Sin embargo, otro estudio realizado determinó que comer 85 gramos de carne roja tres veces por semana no conducía a un aumento en los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

La carne roja y la inflamación del colon.

  • La diverticulitis es una condición en la que se produce inflamación en uno o más de los sacos que recubren la pared del colon; esta inflamación puede conducir a una serie de complicaciones graves, incluyendo abscesos, perforación del colon y peritonitis.
  • Aunque las causas específicas de la diverticulitis no son claras, un estudio sugirió que comer grandes cantidades de carne roja también puede aumentar la probabilidad de desarrollar diverticulitis. En comparación con los hombres que comían bajas cantidades de carne roja, los que afirmaron comer las cantidades más altas tenían un 58% más de riesgo de desarrollar diverticulitis.

El ser humano, como animal omnívoro, necesita de una dieta variada. La carne roja debe de formar parte de la alimentación, aunque en cantidades muy moderadas. Por una parte, aporta una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico, que presentan todos los aminoácidos esenciales y tienen una adecuada digestibilidad. Además, es un alimento rico en hierro altamente biodisponible y es una fuente interesante de vitaminas del grupo B.

 

En conclusión...

 

El consumo de carne roja no es nocivo para la salud; al contrario, es necesario. Sí puede ser peligroso el consumo de carne procesada industrialmente, así como una incorrecta preparación de la carne mediante métodos de cocción poco adecuados.

La carne roja debe de formar parte de manera habitual de la dieta. El consumo de la misma, una vez por semana mejora el aporte proteico y disminuye la probabilidad de desarrollar una anemia en un futuro no muy lejano.

 

Comparte nuestras publicaciones, también dale "me gusta" a nuestro Facebook, si estás en Pinterest consulta nuestros tableros, síguenos para estar al tanto de información como esta.

PRONAPRESA 

 "Porque prevenir es mejor que curar"

 

Ponte en contacto
Ponte en contacto
Telegram (667) 755 2951
Telegram (667) 755 2951


 

Promociones, dietas, consejos saludables y remedios caseros para una vida sana.

¡Suscríbete y vive mejor!



¡No hagas filas, compra en línea las 24 horas!

 

100% seguro y más económico

 

ENVÍO GRATIS a todo México en pedidos mayores a $899 pesos, todos los demás sólo pagan $90 pesos.



Buscamos distribuidores de productos naturistas y suplementos alimenticios
Solicitamos Distribuidores
Distribuye Aceite de CBD y gana $$$
Distribuye Aceite de CBD y gana $$$