· 

Remedios naturales para tratar el hígado graso

Remedios naturales para tratar el hígado graso
Remedios naturales para tratar el hígado graso

El hígado graso es una enfermedad crónica en ascenso. Es posible detener su avance con remedios naturales para el hígado graso.

 

El encargado de procesar las grasas que consumimos es el hígado, por lo que es normal que haya una pequeña acumulación de grasa en este órgano. Sin embargo, cuando la acumulación supera del 5 a 10 % del peso del hígado, estamos frente a un problema, que puede tener serias consecuencias.

 

Sin embargo, más allá de la efectividad de una preparación, es fundamental que la persona afectada introduzca cambios importantes en su estilo de vida. Lee más y combate el hígado graso con estos remedios.

 

Hígado graso: un mal de la modernidad

  • En la actualidad, las bebidas industrializadas suelen tener jarabe de maíz de alta fructosa, un componente que hace que el hígado trabaje como si se estuviera consumiendo bebidas alcohólicas. Lo que está incidiendo en que aumenten los casos de hígado graso no alcohólico.
  • La exposición a otra sustancia química, el bisfenol-A (BPA), también contribuye con el incremento de la esteatosis hepática.
  • Este químico está presente en los envases plásticos –hasta los que dicen estar libres de BPA–, en los selladores dentales y hasta en los recibos de pago de las cajas registradoras.
  • Para enfrentar esta enfermedad y los serios riesgos que conlleva, se hace necesario un cambio en el estilo de vida.
  • Además de los remedios naturales para el hígado graso que se puedan seguir, hay que seguir estas recomendaciones fundamentales:

Aumentar el consumo de alimentos naturales, de preferencia orgánicos.

  • Disminuir el consumo de alimentos procesados y el contacto con productos químicos, como productos de limpieza o cosméticos.
  • Restringir el uso de envases o productos plásticos lo más posible.
  • Mantener la necesaria rutina diaria de ejercicios. Se comprobó que el ejercicio diario incide positivamente en el control del hígado graso con, al menos, 30 minutos diarios.

Remedios naturales para el hígado graso

 

Las alcachofas

 

Las alcachofas son importantes hepatoprotectoras. Al preparar esta infusión, te quedan cocidas las alcachofas, las cuales pueden incluir en tus ensaladas, hasta tres veces por semanas, para ayudar en la recuperación de tu hígado.

 

Ingredientes

  • 4 alcachofas
  • Agua (cantidad necesaria)

Preparación

  • En primer lugar, lava bien las alcachofas para que elimines todo rastro de tierra entre sus hojas.
  • Después, coloca las alcachofas en una olla y cúbrelas con el agua.
  • Por último, lleva la olla al fuego, hasta que las alcachofas estén cocidas. El agua se reducirá hasta la mitad, aproximadamente.
  • Simplemente toma esa agua a lo largo del día.

Infusión de boldo y diente de león

 

Estas hierbas medicinales con habituales en los remedios naturales para el hígado graso. Las hojas tiernas del diente de león se pueden incluir en las ensaladas. El boldo también es posible encontrarlo en cápsulas en las tiendas naturistas o farmacias.

 

Ingredientes

  • 8 hojas de boldo
  • 1 cucharadita de raíz de diente de león (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, aparta del fuego, y agrega las hierbas.
  • Después, deja la infusión tapada por 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela y bebe una taza después de cada comida.

Té verde con limón

 

Las propiedades medicinales del té verde están ampliamente reconocidas y estudiadas. El té verde contiene galato de epigalocatequina (EGCG), una sustancia con probadas facultades para disminuir la inflamación de los tejidos hepáticos. Si además se le añade el jugo de limón, se potencian sus propiedades.

 

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de té verde (5 g)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Primero, hierve el agua.
  • Al romper el hervor, agrega el té. Apaga el fuego y tapa la olla.
  • Después, deja el té reposar por 5 minutos.
  • Al tomarlo, agrega el jugo de limón recién exprimido.
  • Toma una taza de té después de las comidas.

Semillas de papaya y limón

 

Según la medicina, la papaya y sus semillas ayudan a prevenir y combatir esteatosis hepática.

 

Incluir el consumo diario de una taza de papaya debe volverse un hábito para quienes padecen esta enfermedad. Si es tu caso, disfruta de esta deliciosa fruta tropical en tus meriendas, bebidas y ensaladas.

 

Ingredientes

  • 5 o 6 semillas de papaya
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Al abrir la papaya, extrae las semillas y ponlas a secar al sol.
  • Una vez secas, tritura de cinco a seis semillas.
  • Agrega este polvo al agua e incorpora el jugo de limón recién exprimido.
  • Toma esta preparación dos veces al día durante un mes.

Leche y cúrcuma

 

La cúrcuma es una raíz muy conocida por sus propiedades medicinales.

 

Para aprovechar al máximo sus propiedades en la curación de tu hígado, lo mejor es preparar una bebida a base de leche, pues la curcumina –su principio activo– se disuelve mejor en la grasa que en el agua.

 

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2,5 g)
  • 1 taza de leche (250 ml)

Preparación

  • Primero, calienta la leche y apágala antes de que rompa el hervor.
  • Segundo, agrega la cúrcuma, remueve y deja reposar unos minutos.
  • Simplemente, toma una taza una vez al día.

Infusión de cardo mariano

 

A esta humilde hierba mediterránea algunos la consideran como simple maleza. Sin embargo, el cardo mariano es portadora de una sustancia que disminuye la inflamación de las células hepáticas: la silimarina.

 

Cuando se trituran sus hojas, se libera una savia lechosa, la cual da origen al otro nombre que la identifica: cardo lechoso.

 

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de cardo mariano (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En primer lugar calienta el agua y, cuando hierva, agrega las hojas de la hierba.
  • Después tapa y retira la olla del fuego.
  • Por último, deja que la infusión se enfríe y bebe una taza a diario.

Siguiendo estos consejos y remedios naturales para el hígado graso conseguirás mejorar la salud y calidad de vida de tu hígado. No obstante, recuerda la importancia de mantener un estilo de vida adecuado. Así como respetar el tratamiento e indicaciones de tu especialista médico.

 

 

Comparte nuestras publicaciones, también dale "me gusta" a nuestro Facebook, si estás en Pinterest consulta nuestros tableros, síguenos para estar al tanto de información como esta.

PRONAPRESA 

 "Porque prevenir es mejor que curar"

Ponte en contacto
Ponte en contacto
Tel/WhatsApp (222) 3402244
Tel/WhatsApp (222) 3402244


 

Promociones, dietas, consejos saludables y remedios caseros para una vida sana.

¡Suscríbete y vive mejor!



¡No hagas filas, compra en línea las 24 horas!

 

100% seguro y más económico

 

ENVÍO GRATIS a todo México en pedidos mayores a $899 pesos, todos los demás sólo pagan $90 pesos.



Buscamos distribuidores de productos naturistas y suplementos alimenticios
Solicitamos Distribuidores
Distribuye Aceite de CBD y gana $$$
Distribuye Aceite de CBD y gana $$$