· 

Remedios para la mucosidad de la garganta

Remedios para la mucosidad de la garganta
Remedios para la mucosidad de la garganta

 

La mucosidad en la garganta es un síntoma muy frecuente y molesto, especialmente en las épocas de otoño e invierno. Esta situación, normalmente, es temporal, aunque puede llegar a irritar la garganta.

 

La producción de moco es un mecanismo de defensa del sistema inmune, que le permite al cuerpo protegerse de las bacterias y microorganismos que lo atacan.

 

Curiosamente, la mucosidad en la garganta puede aparecer por causas muy diversas, que van desde el tabaquismo hasta una alergia común. Sin embargo, aunque se trata de algo muy incómodo, que le ha ocurrido a prácticamente todas las personas, pocos saben cómo remediarlo de forma adecuada.

 

Por ello, en este artículo explicamos las principales razones por las que puede aparecer la mucosidad en la garganta y también algunas formas simples de remediarlo.

 

¿Por qué se produce mucosidad en la garganta?

 

Como ya se mencionó, la mucosidad en la garganta puede deberse a numerosas y diversas causas. En primer lugar, lo más normal es que ocurra por un goteo postnasal. Es decir, se produce una acumulación de mocos en la nariz que acaban descendiendo hacia la garganta.

 

A su vez, el goteo postnasal tiene lugar por situaciones como la rinitis o la sinusitis. La rinitis es una inflamación de la mucosa de la nariz, que puede ser alérgica o no alérgica. Por ejemplo, es frecuente en aquellas personas con alergia al polen o también puede presentarse en un resfriado común.

 

La sinusitis es la inflamación de la mucosa de los senos paranasales. Estos, son cavidades que se encuentran dentro del cráneo, próximos a las fosas nasales. Cuando se produce en ellos una infección por un virus o una bacteria, es común que se produzca mucosidad en la garganta.

 

Por otra parte, la mucosidad en la garganta se puede deber a una desviación del tabique nasal. Esta situación es muy frecuente, al igual que los procesos alérgicos o el tabaquismo, una de las principales causas de la mucosidad en la garganta.

 

En relación a esto, un estudio publicado en Science Daily, realizado a pacientes con bronquitis, sugiere que el consumo de cigarrillo podría estar ligado a una sobre producción de moco. Esto, debido a que el humo destruye una de las proteínas encargadas de eliminar las células productoras de moco de las vías respiratorias.

 

Y, por último, es importante destacar que cualquier tipo de infección puede causar mucosidad en la garganta. Las más comunes son la amigdalitis, las faringitis o, incluso, la bronquitis. Esto se debe a que el cuerpo responde produciendo moco para impedir que el microorganismo prolifere y aumente la infección.

 

¿Qué se puede hacer para reducir la mucosidad en la garganta?

 

Aunque hace falta evidencia científica que compruebe sus efectos, en la cultura popular existen una serie de medidas sencillas y naturales, que al parecer podrían ayudar a aliviar los síntomas o a eliminarlos.

 

Estar en un ambiente húmedo. Esto se puede lograr haciendo uso de un humidificador o, si es posible, visitando lugares que estén cerca del mar.

 

Beber mucho líquido. Mantenerse hidratado es muy importante para disminuir la viscosidad del moco.

 

Hacer gárgaras con agua y sal. Esto ayuda a despegar ligeramente la mucosidad de la garganta. También, se pueden utilizar gotas para la nariz.

 

Ventilar bien la casa. Para evitar la irritación de la garganta, es recomendable ventilar bien el lugar en donde estés. Incluso, es una buena idea salir a pasear por zonas poco contaminadas, alejadas del tráfico y del humo.

 

Eliminar el tabaco. El tabaco es un irritante y una de las causas principales de la mucosidad.

 

Otra recomendación es mantener la cabeza elevada al dormir. Para ello, puedes utilizar dos almohadas o una manta debajo de la que siempre utilices. Así, se podrá evitar que la mucosidad se acumule en la zona de la garganta.

 

Otros consejos para la mucosidad de la garganta

 

La mucosidad en la garganta es una situación muy incómoda y frecuente, que puede producirse por algo complejo, como una alergia o una enfermedad, o tratarse, simplemente, de una respuesta a un hábito tóxico.

 

De cualquier manera, lo ideal es que, si ocurre, evites tragar esas flemas que se producen. Del mismo modo, si sufres un catarro o congestión nasal, suénate la nariz. Si no lo haces, toda la mucosidad de esta zona puede acabar desplazándose hacia la garganta.

¡Compartir es salud! :) , síguenos en nuestras redes sociales, si estás en Pinterest consulta nuestros tableros.

 

PRONAPRESA 

"Porque prevenir es mejor que curar"

 

"Aprovecha los precios de descuento y el envío gratis"

Ponte en contacto
Ponte en contacto
Tel/WhatsApp (222) 3402244
Tel/WhatsApp (222) 3402244


¡Suscríbete y vive mejor!

 

Promociones, dietas, consejos saludables y remedios caseros para una vida sana.



¡No hagas filas, compra en línea las 24 horas!

 

100% seguro y más económico

 

ENVÍO GRATIS a todo México en pedidos mayores a $899 pesos, todos los demás sólo pagan $90 pesos.



Buscamos distribuidores de productos naturistas y suplementos alimenticios
Solicitamos Distribuidores
Distribuye Super Nova Slim y gana $$$
Distribuye Super Nova Slim y gana $$$