· 

7 Remedios naturales para tratar rasguños de la piel

7 Remedios naturales para tratar rasguños de la piel
7 Remedios naturales para tratar rasguños de la piel

 

Los rasguños o raspones en la piel son heridas superficiales que, a menudo, se originan durante accidentes domésticos o caídas. En general, no suelen ser graves y se pueden curar sin tratamiento.

 

Sin embargo, es recomendable limpiar la zona y aplicarle un solución antiséptica para evitar que se infecte. En este sentido, recuerda que un rasguño es una herida abierta y, por ende, una vía de entrada para agentes infecciosos.

 

Remedios naturales para desinfectar rasguños

 

Aunque existen varios medicamentos de venta libre que se pueden incluir en el botiquín de primeros auxilios para desinfectar heridas superficiales, cuando no los tenemos a la mano, podemos recurrir a alternativas naturales que cumplen el mismo fin.

 

Los remedios naturales contienen algunos nutrientes que favorecen el proceso de regeneración celular y sanación de las heridas, sin dejar casi cicatriz. Ahora bien, aunque pueden resultar útiles en algunos momentos, hay que tener en cuenta que no por el hecho de ser naturales son más seguros o beneficiosos en todos los casos.

 

Además, hay que tener en cuenta que cada quien puede reaccionar de una manera distinta a un remedio natural. Por ello, antes de recurrir a un remedio natural, lo más recomendable es consultar con el médico. De no hacerlo, podríamos exponernos a experimentar diversas reacciones adversas.

 

1. Aloe vera para los rasguños

 

Por sus propiedades hidratantes, antimicrobianas y cicatrizantes, el gel de aloe vera se ha destacado en la medicina natural como un buen remedio para las lesiones de la piel. De hecho, diversos estudios avalan su eficacia en este campo.

 

De esta forma, su aplicación externa nutre las áreas afectadas por rasguños, arañazos o quemaduras y, en consecuencia, promueve su curación sin producir ardor ni reacciones alérgicas.

 

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, extraemos gel de una hoja de aloe vera y lo aplicamos sobre la piel con rasguños.
  • Por último, dejamos que actúe unos minutos y enjuagamos.
  • Por supuesto, si por cualquier motivo, con este u otro remedio, notamos alguna reacción alérgica, dejaremos de aplicarlo y consultaremos al médico.

2. Zumo de zanahoria

 

La zanahoria es un alimento que contiene beta-carotenos (vitamina A), vitamina C y minerales esenciales. Todos estos componentes, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Food and Nutrition Sciences, la convierte en fuente de antioxidantes y sustancias antibacterianas.

 

De esta forma, puede ayudarnos a desinfectar el rasguño, evitando que este se infecte y permitiendo que este se cure solo naturalmente.

 

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, pasamos una zanahoria a través de un extractor de zumos.
  • Tras obtener el líquido, los aplicamos sobre las zonas con rasguños u otras lesiones.
  • Finalmente, dejamos que actúe unos minutos y enjuagamos.

3. Aceite de ricino para regenerar la piel

 

El aceite de ricino se viene empleando tradicionalmente para curar heridas debido a que se cree que favorece la regeneración de los tejidos de la piel.

 

En este sentido se realizó un experimento en Estados Unidos para demostrar su eficacia. En este se le administró este aceite, junto con otros bálsamos, a pacientes con úlceras de una clínica.

 

Al final, se concluyó que el periodo de recuperación había sido ligeramente inferior en aquellos enfermos que había empleado aceite de ricino.

 

Además, este tiene propiedades hidratantes, por lo que puede ser bueno para las pieles secas y descamadas.

 

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, aplicamos una pequeña cantidad de aceite de ricino sobre la herida.
  • Luego, frotamos hasta que se absorba bien.
  • Por último, dejamos actuar sin enjuagar.

4. Zumo de limón

 

El clásico remedio antiséptico de la abuela continúa vigente como una solución para desinfectar las heridas superficiales.

 

Según un estudio publicado en la revista Wounds, el ácido cítrico que contiene el limón favorece la cicatrización de las heridas. ¿Cómo? Pues según este análisis de varias formas. A continuación, explicamos algunas de ellas.

 

En primer lugar, porque ayuda a desinfectar la herida, evitando las infecciones. Además, también aumenta la actividad microbiana de la zona, promoviendo la aparición de aquellas bacterias encargadas de la cicatrización.

 

Por último, el ácido cítrico también favorecería la liberación de oxígeno, fundamental para la regeneración celular. 

 

¿Cómo utilizarlo?

  • Para empezar, frotamos un poco de zumo de limón sobre el rasguño o raspón.
  • A continuación, dejamos actuar 10 minutos
  • Luego, enjuagamos con agua fría.
  • Lo usaremos 2 veces al día.
  • Seguramente la aplicación de limón sobre la herida producirá un fuerte ardor. ¡Es solo un poco!

5. Aceite esencial de lavanda

 

Además del efecto hidratante propio de cualquier aceite, el de lavanda, de acuerdo con diversas investigaciones, tiene propiedades antibacterianas.

 

De esta forma, puede ayudarnos a limpiar bien el rasguño o raspón, evitando que se infecte y facilitando de esta forma su curación.

 

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, combinamos un poco de aceite esencial de lavanda con aceite de oliva.
  • Luego, lo aplicamos sobre la herida o rasguño.
  • Por último, lo dejamos absorber sin enjuagar.
  • También es posible prepararlo sumergiendo, en primer lugar, flores de lavanda en un vaso de agua; dejándolo reposar 10 minutos, y finalmente aplicándolo sobre la zona con rasguños o raspones.

6. Caléndula

 

Por sus extractos naturales con acción antiinflamatoria y antibiótica, la caléndula ha sido uno de los remedios tradicionales para aliviar heridas, rasguños, sarpullidos y otras afecciones de la piel.

 

Sus propiedades le permiten desinflamar la zona y limpiarla de microbios. En consecuencia la caléndula promueve la cicatrización y la regeneración de las células.

 

¿Cómo utilizarla?

  • Primero, preparamos una infusión de caléndula.
  • Luego, empleamos el líquido para enjuagar las zonas afectadas.

7. Agua de hamamelis para los rasguños

 

El hamamelis tiene propiedades que ayudan a regenerar la piel y favorecer la cicatrización de rasguños y otros problemas de la piel.

 

Un estudio publicado en la revista European Journal of Pediatrics mostró que este ayuda a aliviar dolencias, como ciertos tipos de dermatitis, heridas e inflamaciones de la piel.

 

Además, dicha investigación se realizó en niños, cuya piel es más sensible, y la tasa de tolerancia al mismo fue muy alta (casi del 100 %), por lo que se trata de un producto seguro, bueno para todo tipo de pieles.

 

De esta forma, su aplicación directa limpia la piel y ejerce un ligero efecto antiinflamatorio, que reduce la hinchazón causada por rasguños, golpes o lesiones.

 

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, humedecemos un trozo de algodón con agua de hamamelis.
  • Luego, lo frotamos, con cuidado, sobre la zona afectada.

¡Compartir es salud! :) , síguenos en nuestras redes sociales, si estás en Pinterest consulta nuestros tableros.

 

PRONAPRESA 

"Porque prevenir es mejor que curar"

 

"Aprovecha los precios de descuento y el envío gratis"

Ponte en contacto
Ponte en contacto
Tel/WhatsApp (222) 3402244
Tel/WhatsApp (222) 3402244


¡Suscríbete y vive mejor!

 

Promociones, dietas, consejos saludables y remedios caseros para una vida sana.



¡No hagas filas, compra en línea las 24 horas!

 

100% seguro y más económico

 

ENVÍO GRATIS a todo México en pedidos mayores a $899 pesos, todos los demás sólo pagan $90 pesos.



Buscamos distribuidores de productos naturistas y suplementos alimenticios
Solicitamos Distribuidores
Distribuye Super Nova Slim y gana $$$
Distribuye Super Nova Slim y gana $$$